DEUDA ETERNA La fiesta se acaba, la pagan los más débiles y por sobre todas las cosas hay que hacer los deberes que nos imponen los que dominan. En lenguaje popular, no es otra cosa que otra ajuste más sobre las espaldas del Pueblo. Por:Juan Aníbal Albaytero Proyecto Sur Quilmes. Corriente Nacional Emancipación Sur Deuda eterna El 14 de marzo pasado escribía… ”Advierto, los procesos inflacionarios son el más poderoso mecanismo de redistribución del ingreso, solo que con sentido negativo. Ganan los que imponen los precios, pierden los que tienen rentas fijas. Los que nos bombardean cotidianamente con noticias, se encargarán prolijamente que de esto no se hable, que la opinión pública se mantenga distraída y que la fiesta que se termina, la pague el Pueblo.” Cuando escribí esto, no estaba hablando de abstracciones y mucho menos en lenguaje simbólico. Estaba advirtiendo de una dolorosa y dura realidad en el futuro casi inmediato de nuestro Pueblo. La fiesta se acaba, la pagan los más débiles y por sobre todas las cosas hay que hacer los deberes que nos imponen los que dominan. En lenguaje popular, no es otra cosa que otra ajuste más sobre las espaldas del Pueblo. Yo advertía sobre la cuestión de las tarifas. YaDeuda eterna he señalado que se inició con AYSA, prácticamente cuadruplicando el costo. Utilizando a Metrogas no se han quedado en chiquitas. El cargo fijo se ha duplicado y desde una factura de Metrogas, a igual consumo el incremento de la tarifa es del 360 %, aclarando que en la factura analizando el cargo por COSTO DE GAS IMPORTADO es “0”, manteniendo la factura la inscripción cruzada “ALCANZADO POR MEDIDA JUDICIAL”. Para ponerlo en claro, el ajuste es aumento puro, Los argentinos de a pie debemos pagar la crisis energética y por sobre todas las cosas, hacernos cargo del festival de subsidios sin control alguno, montado desde el Ministerio de Planificación Federal. Este festival de subsidios, fue a los efectos de que no se discutieran los cuadros tarifarios, pues de haberse discutido estos en el 2003/2004, hubiere quedado en evidencia el incumplimiento de las inversiones por parte de las prestadoras de gas y electricidad. No crean que me regocijo por ver que lo que dije en marzo hoy se ha cumplido. Duele pensar en las situaciones de vida de todos aquellos que se encontrarán que pagar semejantes montos de facturación, significa privarse de comer o de comprar medicamentos, o tener que optar por no pagar el alquiler. A esa situación de desesperanza están empujando, no digo a más de uno, digo a muchos, muchos más de lo que la dirigencia política imagina. El fin de fiesta lo paga el Pueblo. Mientras tanto, la dirigencia política, que come a la sombra del verdadero poder, sigue festejando como si nada. Solo el Pueblo salvará al Pueblo.