BAHÍA BLANCA El viernes 12 de septiembre se realizó la 3er Cumbre por territorios libres de fracking en la ciudad de Bahía Blanca. Una larga jornada que comenzó con el adelanto de la película "NI AQUÍ NI ALLÍ NI EN NINGÚN LUGAR" de Luis Rojas... Por: Proyecto Sur Bahía Blanca en Emancipación Sur Luis Rojas y la Asamblea de ConcordiaEl viernes 12 de septiembre se realizó la 3er Cumbre por territorios libres de fracking en la ciudad de Bahía Blanca. Una larga jornada que comenzó con el adelanto de la película "NI AQUÍ NI ALLÍ NI EN NINGÚN LUGAR" de Luis Rojas, un preestreno que se realizó con el objetivo que este documental pensado como herramienta de difusión de información de la batalla antifracking pueda ser visto por participantes que vinieron de la zona y también desde otras provincias, como es el caso de los asambleístas de Concordia. El relato de la experiencia de detención que sufrieron estos compañeros también fue parte del desarrollo de la jornada.

Laura García Vázquez coordinó el panel integrado por Félix Herrero, Roberto Ochandio, Horacio Campaña y Juan Pablo Olsson donde se desarrollaron aspectos tanto técnicos como sociales y políticos relacionados a la política energética, panorama que se completó con las experiencias locales y preguntas y comentarios de todos los participantes coincidiendo en que la difusión de la información y la participación de la población es indispensable para los objetivos propuestos. Es de destacar el aporte que hicieron los panelistas demostrando además del conocimiento pertinente un profundo compromiso con las causas perseguidas por este colectivo. Todas las acciones son importantes y necesarias, desde la junta de firmas tanto para lograr que Bahía Blanca sea libre de fracking como con respecto a los cargamentos de GNL que operan en el puerto de Bahía Blanca a metros de la localidad de Ingeniero White como nos relatara Claudia Schlaps de Tumini.

Acompañaron con su visión los hermanos y hermanas mapuches de Kumelén compartiendo su cosmovisión sobre la naturaleza y nuestro papel dentro de ella comprometiéndonos al trabajo conjunto en defensa del territorio, el agua y la vida.

Los vínculos y las posibilidades de trabajo conjunto que se generan a partir de estos encuentros nos llenan de orgullo y esperanza con respecto a la construcción de un proyecto de país donde democráticamente podamos ser dueños de nuestros bienes comunes y cuidar el medio ambiente para las futuras generaciones, cuestión irremediablemente ligada a lograr la independencia que nos libere del extractivismo neocolonial.