DEUDA PÚBLICA Cardelli-JorgeLa actitud de Griesa es una clara muestra del carácter agresivo del imperialismo norteamericano. Ninguna justificación hay para que un Juez norteamericano se sienta con la potestad de calificar de desacato a nuestro país como si fuera un súbdito del suyo. Por: Jorge Cardelli Solo es comprensible en un orden político donde se justifica y se legitima el imperialismo y en particular el de los EEUU.  Los dirigentes políticos de las clases dominantes que justifican esta actitud, que son un arco bastante amplio, son en verdad verdaderos agentes de la dominación imperialista. Justificaron la dictadura militar y siempre jugaron con los capitales financieros monopólicos e imperialistas. El gobierno, por su parte, capituló y de manera vergonzosa porque mediante un canje legitimó una deuda ilegitima manchada con la sangre de la Dictadura Militar. Teniendo poder para ordenar una investigación sobre la verdad de la deuda externa, como hizo el Ecuador, prefirió no solo negociar con el capital financiero monopólico imperialista, donde el norteamericano es hegemónico, sino cederle soberanía al Juez imperialista Griesa. Se aprovecharon del apoyo popular para hacer su negocio y dilapidaron una posibilidad histórica, de investigar y determinar claramente, la deuda ilegítima y fraudulenta.  Un “discurso nacional y popular” para seguir haciendo negocios propios.  Hoy estamos sufriendo las consecuencias de no haber caminado en una dirección antineocolonial y de liberación nacional.

Ante el desacato y el terrorismo económico, es necesario suspender los pagos y auditar la deuda pública.