En un nuevo aniversario del fallecimiento de Agustín Tosco, la Corriente Nacional Emancipación Sur le rinde homenaje haciendo de su principal bandera de lucha, la unidad del pueblo, nuestra férrea práctica política para alcanza una sociedad mas justa.

Cordobazo-Tosco El hombre, el militante inquebrantable por la dignidad de los trabajadores, el luchador de abajo, el referente insoslayable de los obreros en las callas, en las asambleas, nunca dudó que los trabajadores deben liderar un gran movimiento del campo popular si verdaderamente queremos transformar la sociedad de privilegiados en aquella que termina con la acumulación de riqueza por la explotación del hombre por el hombre.

Por eso, nada mas acertado como lo define Osvaldo Bayer: Un hijo del Pueblo. Murió en un momento en que sus sueños de unidad de las fuerzas del trabajo con amplios sectores del pueblo estaba cerca de cristalizarse.

Un año después, el enemigo amenazado por esta posibilidad de enfrentarse a la incontenible unidad del pueblo, lanza, la mas terrible represión, la dictadura mas cruel de nuestra historia. Hoy, con la democracia, estos enemigos han aprendido a usar otras armas, que han dañado gravemente el espíritu revolucionario latente. Han instalado el individualismo, que atraviesa toda la sociedad.Con ello la unidad se aleja, de nuestro horizonte.

Nuestra militancia esta sellada por el ejercicio constante de la memoria y de quienes como El Gringo, comprendía que las transformaciones son producto de los movimientos colectivos y que su derrotero no tiene atajos que nos eviten el largo y trabajoso camino por la unidad del pueblo.

Borrar la memoria es uno de los objetivos que vienen llevando a cabo para que, encerrados en el individualismo, nos encuentre divididos y luchando aisladamente.

Su legado seguirá enriqueciendo nuestro compromiso militante. No nos detendremos solamente a recordar. Nacimos para militar esos sueños y llevarlos a la victoria.

¡AGUSTÍN TOSCO PRESENTE, AHORA Y SIEMPRE!