María Eugenia Vidal será la primera mujer en gobernar la Pcia de Buenos Aires. Del rumbo que tome dependerá si soluciona los graves problemas que ha generado el modelo productivo dependiente que se ha profundizado aceleradamente. Emancipación Sur Bahía Blanca.   Scioli-VidalLos bonaerenses vamos a tener un nuevo Gobierno Provincial. En diciembre asumirá la Licenciada (Ciencias Políticas) María Eugenia Vidal (PRO), actual Vicejefa de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Será la primera mujer en gobernar la Pcia de Buenos Aires y sucederá en el cargo al candidato a Presidente Licenciado (Comercialización) Daniel Scioli (FPV). Tras 8 años de gobierno del Lic. Scioli la Pcia se encuentra atravesada por múltiples conflictos y problemas. El gobierno sciolista no ha solucionado el problema en el ámbito de la Educación que abarca la falta de inversión en infraestructura, los bajos salarios de los docentes y la baja calidad de los programas educativos. Este escenario de falta de inversión y bajos salarios se repite en los ámbitos de la Salud y de las demás dependencias del Estado bonaerense. Hay falta de insumos hospitalarios, muchos hospitales sufren graves deterioros en sus instalaciones edilicias, el personal de los hospitales se encuentra sobrepasado de trabajo y sus salarios son bajos. A esto tenemos que agregar las grandes dificultades operativas de la Obra Social IOMA, que no puede cubrir las necesidades de sus afiliados. Debemos de agregar que la población bonaerense viene reclamando una solución a la problemática combinada de inseguridad, violencia y narcotráfico. A lo largo de los últimos años y a pesar de la creación de nuevos cuerpos de seguridad estatal, el aumento en el número de efectivos policiales  y de servicios de seguridad privada, la implementación de la video vigilancia la cantidad de delitos ha ido en aumento. Este reclamo se hace extensivo al ámbito judicial que por distintas razones (conflictos salariales con el personal, acumulación de causas que llevan años sin ser atendidas, etc) tampoco ha podido cumplir correctamente con su objetivo. Otro ámbito conflictivo es el campo. Debido al avance del monocultivo en la provincia se han asentado pooles de siembra que fueron desplazando a los pequeños productores. Estos pooles  emplean el llamado “paquete tecnológico” para cultivar. Este “paquete tecnológico” incluye semillas transgénicas, herbicidas, plaguicidas, fertilizantes. Muchos pobladores de las localidades cercanas a los cultivos sufren los efectos del empleo de agrotóxicos, los que dejan sus secuelas en el medio ambiente y en la salud de los habitantes de las zonas afectadas. Como símbolo del perfil agrario adoptado por la Provincia la multinacional Monsanto tiene sus plantas de producción en los partidos de Pergamino (Planta Pergamino y Estación Experimental Fontezuela); en Zárate (Planta Zárate) y en Rojas (Planta María Eugenia). No menos grave es la problemática del agua. Muchas ciudades y localidades de la Provincia están afectadas por la falta de un servicio confiable de agua potable y/o de tratamiento de efluentes cloacales. La empresa prestataria de servicio ABSA no ha podido solucionar ninguno de los problemas que se han presentado como son el suministro de agua para consumo humano con alto contenido de arsénico, con turbidez, con exceso de cloro, con la presencia de algas, etc. Lo mismo sucede con los efluentes cloacales los cuales con vertidos sin tratar en el mar o en los cursos de agua. En las localidades donde no existen cloacas el problema de contaminación se manifiesta en las napas y acuíferos subterráneos. Para tratar de solucionar algunos de los problemas de provisión de agua se siguió hablando de construir el acueducto del Río Colorado que llegará hasta Bahía Blanca, para el cual en Enero de 2012 se planteó de involucrar capitales privados. También se llamó a licitación para la nueva planta potabilizadora de la ciudad de La Plata, de la que resultó preadjudicataria la empresa estatal israelí Mekorot la que fue denunciada por Amnesty Internacional por producir escasez de agua en territorios palestinos. Otro aspecto de esta política agraria es el deterioro de la mayoría de las rutas debido al desmedido tránsito de camiones debida a la ausencia de transporte ferroviario, el cual fue desmantelado durante el gobierno menemista y que ninguno de los gobiernos que pasaron en 30 años tuvieron la voluntad de reactivar. Por esta razón los bonaerenses no tenemos vías ferroviarias que permitan el transporte eficiente de pasajeros o de cargas. No menos grave es la intención del actual gobierno de adoptar un perfil de provincia productora de hidrocarburos. Si bien el territorio provincial está surcado por gasoductos, oleoductos, refinerías de combustibles, usinas térmicas, polos industriales y petroquímicos en los últimos años se ha barajado la posibilidad de emplear la técnica Fracking (fractura hidráulica) o  la de UGC (gasificación subterránea de carbón) para la extracción de metano en la Cuenca de Claromecó. Estas técnicas traen aparejado un gran deterioro en el medio ambiente por la emanación de gases de efecto invernadero, por el deterioro del subsuelo, por la contaminación de las napas y acuíferos subterráneos. Acentuando este perfil de proveedora de hidrocarburos la provincia posee dos puertos de regasificación de gas natural licuado (metano) que se encuentran en las localidades de Escobar y de Bahía Blanca. Esta actividad es desarrollada en cercanías de centros poblados y ya fue denunciada por su alta peligrosidad. Como agravante muchos de los  cargamentos de GNL que han arribado al puerto de Bahía Blanca ha estado a cargo de buques británicos pertenecientes a British Petroleum. Cabe aclarar que tanto el empleo del Fracking, del UCG y la compra de GNL están bajo la órbita de la YPF del Ing. Galuccio (ex Repsol, ex Schlumberger). En 2011 YPF presentó un proyecto para instalar una planta regasificadora en la localidad bahiense de General Daniel Cerri que implicaba dragar varios km de canales que afectarían el sistema de humedales de la zona. Este proyecto no se realizó hasta ahora debido a la movilización de organizaciones sociales y políticas. Para concluir hay que mencionar las inundaciones que sufrieron distintas zonas de la provincia y que tienen diversas causas como son la falta de inversión en infraestructura para canalizar, mantener y limpiar los principales cursos de agua; la desmedida e irresponsable proliferación de barrios privados fruto de la especulación inmobiliaria, los efectos del cambio climático que ya empiezan a sentirse y que tiene su origen en la emisión de gases de efecto invernadero derivados del uso intensivo de hidrocarburos. Estos son algunos de los problemas que enfrentará la Lic Vidal cuando asuma la Gobernación. Dependerá de su gestión comenzar a solucionar los problemas y de cambiar el rumbo en las políticas adoptadas por los gobiernos provincial y nacional. De no hacerlo quedará clara la continuidad de las políticas que beneficiaron a intereses económicos multinacionales en detrimento de los habitantes de esta provincia. Emancipación Sur Bahía Blanca