EL jueves 12/11 de Noviembre diferentes organizaciones sociales, políticas y ambientales , y autoconvocadxs de todo el país salimos a las calles a denunciar las consecuencias nefastas que la megamineria le trae a nuestros pueblos. Marcha La Jornada Nacional contra la Megamineria se realiza a lo largo y ancho del territorio. En la ciudad de Buenos Aires la ciudadanía se convoca en el Obelisco a las 16 hs. para realizar un recorrida y repartir volantes informativos al resto de la comunidad. Como colectivo de organizaciones hemos decidido sumarnos, por que mas allá de las diferencias confiamos en que al saqueo y la contaminación es mejor enfrentarlo juntx Los invitamos a sumarse a la marcha, con banderas y consignas relacionadas con la causa. Por que marchamos? Una mina a cielo abierto utiliza en promedio en un solo día de explotación, 6 toneladas de cianuro, 500 mil litros de agua, 400 kilos de ácido clorhídrico, 400 kilos de soda cáustica, 23 mil kilos de cal y 2 mil kilos de azufre. Con eso se dinamitan al día unas 42 mil toneladas de roca.  Las explosiones elevan a la atmósfera toneladas de polvo generando nubes artificiales y provocando una importante alteración de la biósfera. La mina Bajo la Alumbrera, en Catamarca, gasta 100 millones de litros de agua por día –si, 100 millones- y consume el 80% de la energía generada por El Chocón y el 25% de la consumida por todo el NOA, que abarca las provincias de Catamarca, La Rioja, Tucumán, Salta, Jujuy, y Santiago del Estero. Consecuencias de la Minería a Cielo Abierto Estos emprendimientos generan un enorme impacto socio-ambiental negativo. En nuestro país estos proyectos se ubican en regiones semi-áridas donde el agua es un recurso escaso. Están dentro de los que llamamos actividades extractivistas. En provincias como Catamarca y San Juan por ejemplo, las economías regionales históricas como la agricultura a pequeña escala hoy se ven severamente amenazadas por emprendimientos como Veladero y La Alumbrera. La escasez de agua y el deterioro de su calidad es una constante en todos los pueblos afectados. La megaminería genera millones de toneladas de desechos tóxicos que quedarán depositados a perpetuidad como una bomba de tiempo sobre las poblaciones cercanas. La falta de controles estrictos y la connivencia entre los gobiernos provinciales, los organismos de control y las empresas hacen que “accidentes” ocurridos como en la mina Veladero (Barrick Gold, Pcia. de San Juan) sean moneda corriente.  En el mes de septiembre, Esta minera derramó cerca de 5 millones de litros de cianuro contaminando el Rio que da agua a los pueblos de Jachal e Iglesia de esa pcia. ¿La minería es Sustentable como dicen? La minería sustentable de la que tanto se habla en el último tiempo es una contradicción en si misma ya que es imposible sostener en el tiempo la extracción de un recurso no renovable. Es insustentable además por el irracional y desmedido uso de energía, agua, explosivos y sustancias químicas El desarrollo que pregonan nuestros gobernantes desde hace casi 20 años haciendo referencia a esta actividad se ha convertido en la pobreza, el destierro, el miedo y la enfermedad de los pueblos que la padecen y eso se ve si recorremos un poco los alrededores de los centros urbanos. La mega minería es política de Estado y de Gobierno La Ley menemista de Inversiones Mineras y las modificaciones al Código de Minería sancionadas en 1993 a 1995 pusieron a la Argentina en el mapa minero mundial y abrieron la puerta al más salvaje saqueo en zonas de montañas. A pesar de la incesante movilización de vecinos y habitantes para defender sus vidas y territorios, los sucesivos gobiernos siguieron apostando a hacer negocios con las grandes corporaciones. Entonces son cómplices y por ende les exigimos: *Acceso a la información sobre las consecuencias de esta actividad, que mantienen cercada los organismos gubernamentales, siendo cómplices y poniendo en riesgo la vida humana, animal y vegetal de las regiones. *CIERRE, REMEDIACION Y PROHIBICION DE LA MEGAMINERIA EN TODO EL TERRITORIO ARGENTINO, por lo que apoyamos el anteproyecto de ley nacional (similar a la ley mendocina 7.722) que ingresó al Senado para ser debatida, y que prohíbe la mega minería, haciendo hincapié a la prohibición de la utilización de sustancias tóxicas en procesos mineros en todo el territorio argentino. *Cese de persecución a los vecinos que luchan. Desmitificamos el discurso prominero que sostiene que da Trabajo y Sustentabilidad: Por ej. el emprendimiento minero Pascua Lama (San Juan) removerá rocas por 1.806 millones de toneladas en todo su proceso extractivo; La Alumbrera (Catamarca) tiene autorizado emplear más de 86 millones de litros de agua por día, mucho más que el consumo total de la provincia. En materia de explosivos, también los datos son espeluznantes: sólo en Pascua Lama se arrojará durante el proceso extractivo la friolera de 493.500 toneladas, casi la mitad de los lanzados en la Segunda Guerra Mundial. Por estos motivos es que la gran minería se apropia de los territorios donde se desarrolla compitiendo –desproporcionamente– por los recursos con las actividades previamente establecidas. Así, las producciones agropecuarias de las zonas cordilleranas y precordilleranas son incompatibles con esta actividad. Ello permite que coexistan empresas inmensamente ricas y pueblos extremadamente pobres, como ocurre en la provincia de Catamarca. Lo mismo ocurre en la provincia estrella de la gran minería, San Juan –tan elogiada por el gobernador riojano, Luis Beder Herrera–, que, a pesar de tener hace muchos años en funcionamiento algunos de los mayores emprendimientos mineros del país, la pobreza e indigencia (según datos del Indec) bajó en mucho menor proporción que en el resto del país, durante el último ciclo de crecimiento económico. En esta provincia, en concepto de regalías, la empresa Barrick Gold, por Veladero (la mina más grande de la provincia), aportó en el año 2009 sólo la suma de 38 millones de pesos, menos del 1% del total de ingresos totales provinciales. Los nuevos espejitos de colores también son divulgados por el propio secretario de Minería de la Nación, Jorge Mayoral, quien –en pleno debate parlamentario por la ley de glaciares– afirmó temerariamente que “la minería ya genera 500 mil puestos de trabajo en el país”. Lo desmiente el propio Indec: en 2010 hubo 7.127 trabajadores registrados en explotación de minerales metalíferos, lo que equivale al 0,045% de la Población Económicamente Activa (PEA). Por esto… Por los hijos de nuestros hijos… NO a la MEGAMINERiA No a la criminalización de la protesta social. Territorios libres de cianuro LOS BIENES COMUNES NO SE TOCAN