Trabajo realizado por el asesor del Foro Argentino de la Deuda Externa, Lic. H茅ctor Giuliano.   Buitre SinguerLa Argentina se encuentra en v铆speras de firmar una de las rendiciones financieras m谩s grandes de su Historia: la rendici贸n ante los holdouts, los tenedores de bonos que no entraron en el Megacanje Kirchner-Lavagna de 2005-2010. La cuesti贸n de los holdouts fue generada, agravada en forma equ铆voca e irresponsable y finalmente perdida por la administraci贸n Kirchner; y traspasada as铆 para que fuera un nuevo gobierno quien se hiciera cargo del asunto. Y la administraci贸n sucesora Macri - cuya pol铆tica institucional esgobernar con deuda p煤blica - se muestra declaradamente urgida y ansiosa por liquidar el asunto, a un alt铆simo costo financiero fiscal, para volver al mercado internacional de capitales, es decir, para volver a endeudarse en gran escala en el exterior (que era el mismo objetivo buscado con el Megacanje Kirchner-Lavagna y la Hoja de Ruta Boudou 2008; y que qued贸 frustrado por el problema de los holdouts). Con el gobierno Kirchner se cumpli贸 el adagio: vivi贸 pagando deuda 鈥 fundamentalmente deuda con terceros a costa de una impagable deuda intra-Estado (grandes pagos a acreedores privados y organismos financieros internacionales) - y muri贸 debiendo m谩s de lo que hered贸 como deuda (un total superior a los 280.000 MD 鈥 Millones de D贸lares 鈥 seg煤n cifras al 30.9.2015, sin contar intereses y tomando s贸lo la deuda en cabeza del Estado Central). Cumpliendo f谩cticamente una tarea en t谩ndem, la deuda externa desagotada por el gobierno K sirvi贸 funcionalmente a la sempiterna excusa - ahora del gobierno Macri -聽 de lamentar la pesada herencia recibida (el mismo argumento de base que usaron los Kirchner y todas las administraciones anteriores)聽 y volver a tomar m谩s deuda que antes. Se corrobora de este modo una regla no escrita que dice que los problemas insolubles derivados del sistema de la Deuda 鈥 un mecanismo de deuda perpetua por refinanciaci贸n constante de sus vencimientos de capital 鈥 se cura siempre con m谩s endeudamiento. La administraci贸n K, durante su larga gesti贸n, llev贸 a cabo una estrategia tan err贸nea como gravosa frente a los holdouts:
  1. Se neg贸 a investigar la legitimidad de las deudas reclamadas y acord贸 el Megacanje 2005-2010 para convalidar la deuda heredada, que en su gran mayor铆a (m谩s del 80 % del total) correspond铆a al anterior Megacanje De la R煤a-Cavallo de 2001, que fue una operaci贸n delictiva y ruinosa para los intereses financieros del Estado.
  2. Acept贸 la jurisdicci贸n de tribunales extranjeros 鈥 para competencia y ejecuci贸n de sentencias 鈥 y la condici贸n de los fondos buitre (FB) aceptando los reclamos a Valor Nominal y no a Valor de Compra de los t铆tulos reclamados.
  3. Enga帽贸 a la opini贸n p煤blica con el falso argumento de una quita con el Megacanje que en realidad era 铆ntegramente compensada con cupones PBI, instal贸 鈥 con la complicidad de la clase pol铆tica mayoritaria - la fals铆a de un supuesto 茅xito de negociaci贸n que ocultaba el fracaso de dicho Megacanje, y luego proclam贸 el mito del Des-endeudamiento P煤blico.
Todo este conjunto de falseamientos, torpezas y allanamientos K no s贸lo agrav贸 la situaci贸n financiera y jur铆dica de la Argentina sino que dej贸 preparado el camino para que una nueva administraci贸n, la administraci贸n Macri 鈥 partidaria declarada de la vieja f贸rmula liberal de crecimiento con deuda 鈥 volviera a caballo del argumento de la herencia recibida y la necesidad de terminar de alguna manera con la cuesti贸n de los holdouts, que bloquea su nueva pol铆tica de endeudamiento externo en gran escala. Con el agravante que, en realidad, no se trata tampoco de una terminaci贸n sino de una pseudo finalizaci贸n de la cuesti贸n - ya que el problema no son s贸lo los holdouts sino la deuda p煤blica en s铆 misma -聽 porque, en los hechos, acabar as铆 con el tema FB significa que toda la deuda p煤blica existente, m谩s la deuda que se toma para pagar a los holdouts m谩s la nueva deuda que se tome para financiar las obras p煤blicas y de infra-estructura va a llevar a una nueva e impagable ola de macro-endeudamiento del Estado: toda una serie de nuevas obligaciones fiscales聽 para las que no existe la m谩s m铆nima capacidad de pago demostrada. En este contexto, los preparativos para la firma de la rendici贸n financiera ante los holdouts conllevan varios puntos relevantes:
  1. a) Pese a su declarada pol铆tica de transparencia informativa la administraci贸n Macri no ha suministrado todav铆a datos e informes concretos sobre los montos a pagar que est谩n en juego: primero se habl贸 del pago al contado de 6.500 MD sobre un total de reclamos de 9.000 pero ello corresponder铆a s贸lo a los juicios y reclamos de los me too alcanzados por la mediaci贸n Pollack, mientras que ahora se reconoce la necesidad de cubrir deudas con 15.000 MD en bonos y un total general de pagos pendientes por 20.000 MD; lo que se acerca a estimaciones varias existentes sobre un monto final total a pagar entre 20-30.000 MD.
  2. b) Absolutamente toda la deuda por los juicios perdidos por el Estado y los reclamos del resto de los holdouts se va a pagar con pr茅stamos externos tomados en funci贸n de colocaci贸n de nuevos bonos cuyas caracter铆sticas se desconocen.
  3. c) Los condicionamientos legales del arreglo con los holdouts 鈥 impuestos por el juez Griesa y por el special master Pollack, que es el mediador designado por el juez (y que, en la pr谩ctica, es un re-estructurador de deuda) - incluyen especialmente la intervenci贸n del Congreso Argentino para comprometer su apoyo al acuerdo propuesto por el Ejecutivo.
Este 煤ltimo punto es particularmente importante porque se exige como requisito del acuerdo con los holdouts la derogaci贸n formal de la Ley cerrojo 26.017 y de la Ley 26.984 de Pago Soberano Local, con lo que ser铆a la primera vez que el parlamento nacional se expida expresa y favorablemente a la convalidaci贸n de la Deuda P煤blica pese a las investigaciones en curso 鈥 expedientes virtualmentecajoneados por la Justicia Argentina 鈥 sobre su probada ilegitimidad de origen (causas Olmos I 鈥 con sentencia del juez Ballestero del a帽o 2000, que el Congreso siempre se neg贸 a considerar 鈥 Olmos II, Megacanje 2001 y denuncia Olmos Gaona-Marcos sobre responsabilidad de los funcionarios superiores de gobierno). Aunque los juicios en curso son formalmente independientes de las decisiones legislativas 鈥 caso reciente de la anulaci贸n del convenio Ir谩n-AMIA por la Corte Suprema pese a estar aprobado por el Congreso 鈥 cabe suponer en cambio que, en este caso, los jueces a cargo de los expedientes respectivos, sistem谩ticamente renuentes a promover y/o acelerar las causas, pudieran usar el arreglo de los holdouts como argumento para darlas por terminadas. Pero la importancia y gravedad de lo que derive de esta muy probable convalidaci贸n parlamentaria v铆a derogaci贸n de las dos leyes es algo m谩s complejo todav铆a:
  1. a) La Ley017 o Ley Cerrojo (del 11.2.2005) 鈥 llamada as铆 porque prohib铆a abrir el Megacanje (que hab铆a sido una ofertavoluntaria de reestructuraci贸n de bonos y cuyos t茅rminos dieron argumento a los FB para declararse excluidos del pari passu) ya ha sido suspendida por las leyes 26.547 primero (del 10.12.2009) y la 26.886 despu茅s (del 23.9.2013), de modo que se est谩 pidiendo la derogaci贸n de una ley que ya est谩 suspendida por el Congreso.
  2. b) La Ley984 o Ley de Pago Soberano declaraba de inter茅s p煤blico la reestructuraci贸n de Deuda del Megacanje 2005-2010 y reemplazaba al Bank of New York Mellon (BoNY) por el Banco Naci贸n Argentina (BNA) como agente de pago a los bonistas que entraron en dicha operaci贸n; una decisi贸n que no tuvo resultados pr谩cticos y que result贸 inoperante mientras el desacato del gobierno Kirchner ante el fallo Griesa agravaba la situaci贸n.
  3. c) Pero la Ley 26.984 cre贸 adem谩s la denominada Comisi贸n Bicameral Permanente en el 谩mbito del Congreso Nacional para la Investigaci贸n del Origen y Seguimiento de la Gesti贸n y del Pago de la Deuda Exterior de la Naci贸n; una comisi贸n que el oficialismo kirchnerista cuid贸 que no investigara nada y que 鈥 presidida por el diputado Calcagno 鈥 no elaborara siquiera su primer informe de avance (hasta Diciembre del a帽o pasado).
En funci贸n de estos datos no se entender铆a claramente cu谩l es la urgencia, importancia y objetivo concreto de poner como requisito del arreglo con los holdouts la derogaci贸n de estas dos leyes: un objetivo que ofreci贸 el propio gobierno Macri en su propuesta del 5.2, que recept贸 y enfatiz贸 el mediador Pollack y que luego fij贸 el juez Griesa como requisito del levantamiento de la medida cautelar de bloqueo de pagos. M谩s all谩 de sus aspectos formales, la relevancia de este doble condicionamiento no parece ligada directamente al acuerdo ofrecido (un acuerdo cuyos t茅rminos completos y datos concretos todav铆a se desconoce). En realidad, a los legisladores se los convocar铆a perentoriamente 鈥 el 29.2, bajo sesiones extraordinarias 鈥 no para analizar y/o discutir la propuesta de arreglo con los holdouts por parte del gobierno Macri sino s贸lo para derogar estas dos leyes, que constituyen uno de los requisitos que forman parte de dicho arreglo. Por ende, los legisladores estar铆an votando s贸lo una cuota-parte de un acuerdo que desconocen: una suerte de cheque en blanco ya que su acci贸n convalidar铆a el acuerdo. El Partido de la Deuda 鈥 una estructura de poder inserta en las sucesivas administraciones de gobierno ocupada en sostener la Deuda P煤blica como principal fuente de financiamiento del Estado 鈥 avanza as铆, con la nueva administraci贸n Macri, hacia un nuevo escal贸n u oleada de macro-endeudamiento. Es el estamento que sostiene la impunidad de las irregularidades y de los m煤ltiples actos de corrupci贸n incursos en el sistema de la Deuda Perpetua de la Argentina, que es un mecanismo de toma y refinanciaci贸n permanente de obligaciones sin capacidad de pago demostrada; obligaciones que son negociadas siempre en secreto y sin acceso a la informaci贸n p煤blica, manejadas v铆a contrataciones directas y piloteadas por funcionarios del establishment que en muchos casos han tenido y/o tienen conflicto de intereses con los acreedores. Por lo tanto, qu茅 quiere en realidad el gobierno Macri cuando propone y acepta la exigencia de la derogaci贸n de las dos leyes citadas por parte del Congreso pero no da paralelamente a conocer los t茅rminos concretos ni las informaciones y documentaci贸n de apoyo sobre el acuerdo con los holdouts? Lo que pedir铆a entonces el gobierno Macri al Congreso es un aval por compromiso parlamentario expreso a trav茅s de la aprobaci贸n de dos piezas que son parte de un acuerdo que a煤n se ignora: una suerte decheque en blanco a trav茅s del cual el Parlamento Argentino quedepegado a su maniobra secreta de acuerdo completo con los holdouts. Ser铆a as铆 la primera vez que el Congreso 鈥 un congreso cuya partidocracia dominante se neg贸 siempre a tratar el problema insoluble de la Deuda P煤blica Perpetua y el sistema de corrupci贸n que lo rige 鈥 le dar铆a el aval de impunidad so帽ado al Partido de la Deuda. En materia de endeudamiento, estamos hoy frente a la inminencia de otro acto may煤sculo de servidumbre de la clase pol铆tica adicta para convalidar un sistema de Deuda con el que la nueva administraci贸n Macri afianzar铆a su pol铆tica de gobernar con Deuda bajo el eufemismo de reinsertar a la Argentina en el Mundo: un esquema que funciona como c铆rculo vicioso dise帽ado precisamente para volver a endeudarse sin capacidad de repago, como no sea tomando siempre m谩s deuda. Lic. H茅ctor L. GIULIANO