San MartínA 166 años de su fallecimiento José de San Martín nos sigue convocando desde su dimensión política y humana. Es el padre de la Patria porque el pueblo lo hizo padre cuando logró convertir en acciones definitivas el sueño emancipador que arrasaba como un huracán la conciencia de los nativos americanos, estrenando una identidad con raíces milenarias. Peleó por la Patria, pero por la gran Patria, consciente de que sin esa libertad completa no sería posible la nuestra. El ejército que se preparó para la gran gesta y el combate era un ejército del pueblo, no de profesionales. Ejército moreno, ejército de hermanos. Pudo concretar el deseo colectivo de desalojar al invasor con sacrificio, entrega y sangre. San Martín interpelaba desde la política, al tiempo que ejercía la Patria. Si íbamos a ser libres, si nos íbamos a emancipar, había que cambiar también las instituciones, y ser capaces en los hechos de esos cambios. Eso es lo que lo hace enorme en nuestra memoria. En medio de tanto discurso mentiroso, mientras se sigue entregando todo a cambio de la vida y futuro de los argentinos, la fidelidad de San Martín a las inquebrantables reglas de conducta ética y política en defensa de su tierra se agiganta. Y la hermosa palabra patria aparece eternamente ligada a su nombre. En los momentos más aciagos, su figura nos ilumina y nos enseña el camino. El camino de la lucha por la libertad y la emancipación.
Silvia Baffigi
Presidenta Emancipación Sur Pcia. Buenos Aires