Nuestro compañero Mauricio Cornaglia

, también integrante del colectivo Paren de Fumigarnos, compartía que habían llegaron manifestantes de otros países de latinoamérica para acompañar la marcha ya que “esta zona es elegida como una zona de sacrificio por los países del norte que llevan adelante sus proyectos”.

“No solamente denunciamos el uso de los agrotóxicos sino también que acompañan quienes pelean por la megamineria, contra centrales nucleares, las represas y quienes ponen el cuerpo todo el día en los basurales a cielo abierto para que no se repliquen“, enumeró.

“Está en nuestras manos poder modificar eso. Hay un sector de la población que cree que los gobernantes les traerán las soluciones, pero cambian los colores políticos y los problemas se siguen agudizando. Pero seguramente ninguno tenga intención de cambiar esta realidad. Nosotros queremos que entiendan que todos tenemos que ayudar a cambiar esto y que ta estamos llegando tarde, los muertos en argentina se multiplican por miles”, agregó.